lunes, 9 de enero de 2017

7ª maqueta de la semana: Puente de San Martín en Toledo


En la exposición ARS MECHANICAE, INGENIERÍA MEDIEVAL EN ESPAÑA que se exhibe actualmente en el MIHACALE de Gordoncillo, esta semana ponemos nuestra mirada en el impresionante puente de San Martín de Toledo.

Vista en primer término de la maqueta del puente toledano en la exposición Ars Mechanicae, sala de Gordoncillo [Foto: MIHACALE]

Declarado Monumento Nacional en 1921, este impresionante puente suponía uno de los principales accesos a Toledo en la Edad Media. Está perfectamente documentado a comienzos del siglo XIV, pues un privilegio de Fernando IV datado el 28 de marzo de 1301 menciona que estaba en construcción. Además, alude a este puente con el nombre de “San Martín”, lo cual se ha vinculado con el que por entonces era maestro mayor de la catedral de Toledo, el francés Martín de la Obra; sin embargo, otros autores relacionan su denominación con la cercana parroquia de San Martín.
 
 
Litografía de Sierra en el siglo XIX sobre el puente de San Martín de Toledo
El puente que nos ocupa salva el río Tajo gracias a cinco arcos algo apuntados u ojivales, que sostienen una plataforma de 140 metros de longitud completamente recta, no peraltada o en “lomo de asno” como es característico en otros puentes medievales.

Destaca el enorme arco central, que alcanza nada menos que los 39 metros de luz. Este dato es extraordinario, pues superó los 37 m de luz del Puente del Diablo de Martorell, contemporáneo al de Toledo e iniciado unos años antes. Y dejó muy lejos los 30 m de luz del puente romano de Alcántara que hasta entonces constituía la mayor dimensión de un arco en la Península Ibérica. 

Fotografía de Casiano Alguacil a finales del siglo XIX: Puente de San Martín en Toledo desde el Baño de la Cava


El actual arco ojival central del Puente de San Martín de Toledo se construyó en el año 1390, fruto de una restauración financiada por el arzobispo Pedro Tenorio. Se trata de una reconstrucción tras la destrucción del arco del arco original que se produjo en el año 1368 durante la guerra entre Pedro I y su hermanastro Enrique II.

Por último, digamos que el Puente de San Martín de Toledo presenta la característica fortificación medieval, que como explica un panel de la exposición Ars Mechanicae se debe a una doble función: por un lado militar-defensiva y por otro fiscal, ésta última para el cobro del “pontazgo” o derecho de paso con el cual se financiaban obras de construcción o de reparación del propio puente.

Maqueta del puente toledano en la exposición Ars Mechanicae, sala de Gordoncillo [Foto: MIHACALE]

Este magnífico puente toledano tiene dos torres a ambos extremos (sobre los estribos), las cuales se rematan con almenas y merlones, mientras que su paso interior se practica mediante espléndidos arcos, unos de herradura y otros apuntados. Por ello, en conjunto este puente es una obra grandiosa que combina los estilos gótico y mudéjar, edificada en piedra y ladrillo.


Características de la Maqueta:
  • Denominación: Puente de San Martín sobre el río Tajo, Toledo
  • Dimensiones: 1,85 m (largo) x 0,48 m (ancho) x 0,56 m (alto)
  • Escala: 1:100
  • Materiales constructivos: madera
  • Autor: Jorge Queipo, SL (septiembre de 2008)
  • Propietario: CEDEX-CEHOPU (Ministerio de Fomento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario