sábado, 24 de septiembre de 2016

Maqueta de la Semana en la exposición Ars Mechanicae: acueducto de Sevilla

4ª MAQUETA DE LA SEMANA:
Acueducto de Caños de Carmona (Sevilla)

Parte de la maqueta del acueducto de Sevilla [Foto: MIHACALE]
La colonia romana de Iulia Hispalis se dotó lógicamente de una importante red de abastecimiento hidráulico. Formando parte de dicho sistema se construyó en el siglo I dC el primer acueducto que actualmente conocemos como “de Sevilla” o “de Caños de Carmona”, denominación esta última debida a localizarse junto a una de las puertas medievales de la muralla sevillana, precisamente desde donde partía una vía hacia la localidad de Carmona.

Detalle de la maqueta "pequeña" con el acueducto junto a la muralla [Foto: MIHACALE]
Por lo tanto, el acueducto que nos ocupa tiene un claro origen romano. Sin embargo, las primeras referencias documentales del acueducto no las tenemos hasta época almohade. Recordemos que en el año 1172 dC el califa Abu Yacub Yusuf conquistó Sevilla para fijar en esta ciudad la capital del Imperio Almohade, periodo de gran esplendor histórico y que ha quedado reflejado en obras monumentales como la Giralda. Por cierto que Yúsuf I fue derrotado en la batalla de Santarém ante los reyes cristianos Sancho I de Portugal y Fernando II de León, muriendo en dicho combate.

Puerta de la muralla y acueducto de Sevilla en el siglo XIX [Parcerisa]
Hablando de una ciudad andalusí como Sevilla, se hace evidente pensar en un notable uso del agua. Por ello, fue como decimos en el periodo almohade cuando se efectuaron una serie de cambios trascendentales en su abastecimiento hidráulico. Para entonces los restos del acueducto romano eran escasos; así, el cronista Sahib al-Sala habla de “huellas antiguas (…) de una acequia”, casi totalmente ocultas y que fueron desenterradas por mineros y obreros dirigidos por el ingeniero Al-Hayy Ya`is, recuperando su recorrido (en gran parte subterráneo) hasta alcanzar la fuente de las aguas en las inmediaciones del castillo de Yabir (Alcalá de Guadaira).

Restos del acueducto en la actualidad [Foto: Mariví Casado]
Tras dichos trabajos, el ingeniero  Al-Hayy Ya`is  procedió a la reparación y reconstrucción de los 17 Km del acueducto, para que volviese a abastecer a la ciudad de Sevilla. También lo modificó para adaptarlo a nuevos usos que por entonces se le dieron; por ejemplo, fue desviado para que parte del agua que llevaba llegase a los jardines del palacio de Bohaira o para dar movimiento a varios molinos harineros de rodezno (sobre todo en Alcalá de Guadaira).


Otra parte de la maqueta del acueducto de Sevilla [Foto: MIHACALE]
La parte más espectacular del Acueducto almohade de Sevilla fue su tramo elevado sobre la superficie, una acequia de ladrillo apoyada en arcos de medio punto con arquillos de aligeramiento entre los tímpanos. Son las partes que representan la maqueta que muestra la exposición Ars Mechanicae, ingeniería medieval en España.

Seguramente, la mayor aportación del ingeniero Al-Hayy Ya`is fue el establecimiento de un depósito distribuidor en el centro de la ciudad de Sevilla (actual calle Mayor). Conocemos incluso la fecha en que las aguas llegaron hasta este último punto: el 13 de febrero de 1172.


Civitates Orbis Terrarum, dibujo de Sevilla por Georg Braun y Frans Hogenberg (siglo XVI)
A pesar del transcurrir de los siglos, la obra constructiva del acueducto de Sevilla era tan potente que pervivió de manera notable. En el siglo XVI se observa perfectamente en el dibujo de la ciudad que realizaron Georg Braun y Frans Hogenberg para la obra Civitatis Orbis Terrarum. Pero incluso a mediados del siglo XIX seguía funcionando, pues en 1848 el Diccionario de Pascual Madoz lo describe con 410 arcos.


Detalle de la ciudad de Sevilla según Braun y Hogenberg (siglo XVI), donde se observa el acueducto de Caños de Carmona.
Se sabe que el acueducto se mantuvo en servicio hasta el año 1882. Con posterioridad, el abandono y el desarrollo urbanístico de la ciudad sevillana acabó con muchos tramos de esta magna obra de ingeniería, derribándose gran parte entre 1911 y 1912.


Derribo del acueducto en 1912, pese a la oposición de la Real Academia de la Historia [ABC]
Hoy apenas quedan algunas ruinas puntuales. Los restos más importantes se localizan en la calle Luis Montoto. Afortunadamente han sido restaurados en el año 2009.

Restos del acueducto en la actualidad [Foto: Mariví Casado]
La maqueta que esta semana centra nuestra atención en la exposición Ars Mechanicae, ingeniería medieval en España del MIHACALE de Gordoncillo consta de dos piezas: en la primera vemos recreados en madera los principales tramos que se conservan del acueducto, mientras que en otra vemos integrados sus restos actuales en la trama urbana de la ciudad de Sevilla. Ambas maquetas nos sirven para conocer esta gran obra de abastecimiento hidráulico, de gran importancia y muy desconocida en comparación con otros acueductos españoles. 

Maqueta "grande" del acueducto de Sevilla [Foto: MIHACALE]

Características de la Maqueta:
  • Denominación: Maquetas del acueducto de Sevilla o Caños de Carmona
  • Dimensiones: 
    • Maqueta grande: 2,00 m (largo) x 0,29 m (ancho) x 0,22 m (alto)
    • Maqueta pequeña: 0,59 m (largo) x 0,29 m (ancho) x 0,04 m (alto)
  • Escala: n/c
  • Materiales constructivos: madera, metal, plástico
  • Autor: Armarc Maquetas
  • Propietario: CEDEX-CEHOPU (Ministerio de Fomento)

Maqueta "pequeña" del acueducto de Sevilla en su trama urbana [Foto: MIHACALE]
Vista de los dos principales tramos del acueducto que se conservan en la calle Luis Montoto de Sevilla [Foto: Mariví Casado]

No hay comentarios:

Publicar un comentario