viernes, 2 de septiembre de 2016

Maqueta de la Semana en la exposición Ars Mechanicae: ciudad medieval de Calatrava la Vieja

Aprovechando la magnífica exposición temporal que tenemos actualmente en el MIHACALE de Gordoncillo: ARS MECHANICAE, INGENIERÍA MEDIEVAL EN ESPAÑA (Fundación Juanelo Turriano, CEDEX-CEHOPU del Ministerio de Fomento), durante las próximas semanas vamos a detenernos en sus principales maquetas.

Semanalmente fijaremos nuestra mirada en una maqueta y la estudiaremos con detalle para conocer mejor el elemento que representa. 

Comenzamos hoy esta andadura con una gran representación a escala del yacimiento arqueológico de Calatrava la Vieja (Ciudad Real) y su impresionante sistema de abastecimiento de aguas, cuyo uso no solamente se destinaba al consumo y ornato público de dicha ciudad andalusí, sino que constituía un admirable sistema defensivo militar sin parangón en la Edad Media hispana. Gracias a ello aprenderemos conceptos tan interesantes como azuda (noria), coracha o castellum aquae.


1ª MAQUETA DE LA SEMANA:
Ciudad medieval de Calatrava la Vieja 
(Carrión de Calatrava, Ciudad Real)

Vista de la exposición, con la maqueta de Calatrava en primer término [Foto: MIHACALE]

Los restos arqueológicos de la ciudad de Calatrava, despoblada desde el siglo XVI y ya conocida desde el siglo XIII como “Calatrava la Vieja” por su decadencia, son de un extraordinario valor para comprender el  destacadísimo aprovechamiento del agua que se dio en Al-Ándalus, incluso con fines militares.


Ruinas de Calatrava la Real. Grabado decimonónico.
Calatrava (Qal'at-Rabat) ya aparece documentada en el año 785 dC, aunque allí se han constatado restos arqueológicos desde la I Edad del Hierro. Durante el período islámico fue la ciudad más importante entre Toledo y Córdoba. Tras ser conquistada por los cristianos (cayó ante el rey Alfonso VII de León en 1147), en el año 1158 fue el lugar fundacional de la Orden de Calatrava, creada por el por el abad Raimundo de Fitero con fines religiosos y militares. Posteriormente fue perdiendo importancia hasta quedar despoblada.

Vista de la maqueta de Calatrava con el alcázar en primer término [Foto: MIHACALE]

Formando parte del Parque Arqueológico Alarcos-Calatrava (creado en 2003), el yacimiento de Calatrava la Vieja se extiende a lo largo de 5 hectáreas, en las cuales encontramos una ciudad de planta elíptica, adaptada a la topografía, aprovechando las defensas naturales del río Guadiana hacia el Norte, mientras que por la parte Sur hay un gran foso húmedo artificial tallado en la roca con hasta 10 metros de profundidad, lugar por donde se accedía a la ciudad mediante un puente y una puerta en recodo. A ello, Calatrava añadió una fuerte muralla de piedra, reconstruida en época de Muhammad I (emir omeya de Córdoba) tras su destrucción por los muladíes toledanos. Los lienzos de esta muralla se reforzaron con unas 50 torres a lo largo de sus 1.500 metros de perímetro.

Puente sobre el foso y acceso en recodo ante la muralla omeya de Calatrava la Vieja [Foto: MIHACALE]

Entre las ruinas, hay edificaciones destacadas tanto en la parte del alcázar (Este) como de la medina, e incluso a ellos se superponen vestigios de una iglesia de época templaria (1147–1158), con ábside de planta dodecágona. Le seguirían restos construidos ya bajo dominio de la Encomienda de Calatrava (siglos XIII y XIV).

El alcázar de Calatrava, maqueta vista desde arriba  [Foto: MIHACALE]

Maqueta del alcázar de Calatrava  [Foto: MIHACALE]

Coracha y azuda del alcázar de Calatrava en la maqueta [Foto: MIHACALE]

Sin embargo, lo más sobresaliente del yacimiento de Calatrava la Vieja es su sistema de abastecimiento de agua, tanto para el consumo, riego y ornato público, como con fines defensivos, lo que lleva a pensar en que se construyó a la vez que la muralla, la cual ya dijimos que era de época omeya y que está datada en el año 854 dC.

Coracha del alcázar de Calatrava [Dibujo de autor desconocido]
Para subir el agua desde el río Guadiana, quedan restos de hasta cuatro corachas o muros que, arrancando de las murallas, avanzaban hasta las tomas de agua. En el caso de Calatrava la Vieja, las corachas se dotarían de grandes norias o azudas capaces de elevar el líquido varios metros de altura. 

Maqueta de la noria o azuda del alcázar de Calatrava  [Foto: MIHACALE]

Un sistema de canalizaciones distribuiría el agua tanto por la zona del alcázar como por la medina. Lo más sorprendente, es que en la zona del alcázar parte del agua era almacenada en torres huecas de la muralla, cuya sección era pentagonal -para mejorar la defensa pero, en su caso además, posiblemente para soportar mejor la presión interna-. Estas torres constituirían lo que en terminología latina se conoce como castellum aquae: presentan perforados sus muros y, por medio de un sistema de cañerías de cerámica, dispararían chorros del agua muy potentes hacia el foso de la muralla de Calatrava, constituyendo un elemento defensivo sin parangón para la época medieval.


El alcázar de Calatrava, detalle de la maqueta con la azuda, coracha y castellum aquae  [Foto: MIHACALE]

Hay evidencias de tres torres de sección pentagonal en Calatrava la Vieja. Una de ellas, albarrana o exenta de la muralla, con seguridad se data en el año 854 dC (época omeya), estando construida con sillares de piedra en sus partes inferiores y de mampostería en lo alto de sus muros. Junto a ella hay otra que se cree de época almohade, por coronarse con tapial. La tercera de estas torres fue macizada y reaprovechada quizás para alojar en su terraza grandes máquinas de guerra, como manganeles. No obstante, también existen evidencias de otras torres huecas de sección cuadrangular en otras partes de la muralla que han sido menos estudiadas hasta la fecha.

Coracha de la medina de Calatrava  [Foto: MIHACALE]
La coracha principal que abastecía al alcázar tiene evidencias anteriores al año 854 dC, pues fue modificada para construir la primera torre pentagonal del castellum aquae. Sin embargo, es aún mayor la gran coracha que abastecía a la medina, pues ésta se adentra en el río Guadiana hasta 80 metros mediante cinco torres-contrafuerte situadas a contracorriente.


Maqueta de Calatrava la Vieja en el Museo comarcal de Daimiel
Maqueta de la coracha y azuda de Calatrava la Vieja en el Museo comarcal de Daimiel.


Detalle de la noria o azuda de Calatrava según la maqueta del Museo comarcal de Daimiel.

Se sabe que el sistema de captación del agua era mediante azudas o grandes norias. En la maqueta existente en la exposición Ars Mechanicae se representa una noria en la coracha del alcázar de Calatrava la Vieja. Puede que este fuese el sistema o también cabe la posibilidad de que las corachas incluyesen varias norias que mediante un sistema de relevo fuesen elevando el agua desde la torre terminal hasta el interior de la medina, como se representa en otra maqueta del yacimiento (en este caso visitable en el Museo comarcal de Daimiel; véanse las tres fotos anteriores).



Vista de la maqueta de Calatrava la Vieja en la exposición Ars Mechanicae [Foto: MIHACALE] 

Inauguración de la exposición en Gordoncillo, por parte de D. Bernardo Revuelta [Foto: Teresa Giganto, La Nueva Crónica]


Características de la Maqueta:
  • Denominación: Ciudad medieval de Calatrava la Vieja (Carrión de Calatrava, Ciudad Real)
  • Dimensiones: 1,92 m (largo) x 1,41 m (ancho) x 0,20 m (alto)
  • Escala: n/c
  • Materiales constructivos: aluminio, madera, poliespán, yeso
  • Autor: GDC, SL
  • Propietario: CEDEX-CEHOPU (Ministerio de Fomento)

IInformación (horarios y tarifas) para visitar la exposición ARS MECHANICAE, Ingeniería Medieval en España en el MIHACALE de Gordoncillo, pinche en este enlace:
 http://mihacale.blogspot.com.es/2016/09/informacion-para-visitar-en-gordoncillo.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario